Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 19 de noviembre, 2019.- Se estima que cada año nacen 15 millones de bebés antes de tiempo en el mundo, es decir, antes de la semana 37 de gestación; en México la cifra es de aproximadamente 200 mil anuales.

De acuerdo con un texto publicado por el Diario El País, con motivo del Día Mundial del Prematuro,  según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prematuridad es la principal causa de defunción en los niños menores de cinco años, y provocó en 2013 cerca de un millón de muertes.

Señala que los principales problemas se centran en los primeros días o semanas después del nacimiento, porque son los que pueden poner en riesgo su vida y condicionar secuelas a posteriori.

Manuel Antonio Fernández, conocido como El Neuropediatra, citado por El País, indica que es cierto que “los avances en medicina han conseguido mejorar la supervivencia de estos pequeños, llegando a que sea una realidad que los recién nacidos que pesan menos de un kilo lleguen a desarrollarse con normalidad”.

Pero, para el experto, “el papel de los padres es crucial a la hora de sacar adelante un niño prematuro. Desde un punto de vista médico, que los progenitores estén preparados para la nueva situación así como bien formados para cubrir todas las necesidades de cuidados de su hijo después del alta hospitalaria es fundamental”.

El experto incide que hay que tener en cuenta que no es lo mismo ir a casa con un recién nacido que pesa 2,5 kilogramos y con 36 semanas sin ninguna complicación tras dos días de estancia rutinaria, “que volver después de 2 meses de ingreso con varios días de respiración artificial, alimentación parenteral y varias infecciones por el camino. En muchos casos, hay prematuros que son enviados a casa con cuidados especializados, como sensores de oxígeno en sangre, apoyo respiratorio con oxígeno, o alimentación con sonda nasogástrica.”

En la actualidad, los niños prematuros permanecen prácticamente aislados y las unidades tienen muchas deficiencias “son arcaicas y carecen de bancos de leche, tienen muchas incubadoras y es imposible que los padres estén”, asegura el presidente de la Fundación NeNe, Alfredo García-Alix, neonatólogo especialista en el desarrollo neurológico de los prematuros.

Hace falta mucho por avanzar en este tipo de casos, pero la coordinación entre el personal médico y los padres, ha permitido situaciones exitosas. Por eso es importante la conmemoración del Día Mundial del prematuro, para lograr mayores avances y disminuir los índices de mortalidad en este rubro.