Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 5 de enero, 2020.-El pasado 31 de diciembre el Congreso de Michoacán autorizó un préstamo al gobierno del estado por 4 mil 90 millones de pesos. Además de la reestructuración de la deuda a largo plazo de 17 mil  millones de pesos.

De acuerdo al comunicado de prensa, “a diferencia de financiamientos contratados en administraciones pasadas, éste no será para pagar deuda o salarios de maestros, ni para cubrir otros huecos. El recurso será destinado a inversiones públicas productivas y a la constitución de fondos de reserva, así como para realizar diversas operaciones y actos relacionados”.

Mil 95 millones de pesos se destinarán para construcción de carreteras, autopistas y aeropistas; 977.5 millones en instalaciones y equipamiento de edificaciones para seguridad pública, policía y tránsito. Asimismo, 801.2 millones de pesos se erogarían en edificios, sitios y monumentos históricos y artísticos, mientras que 651 millones de pesos se destinarían a vialidades urbanas.

Mientras que  242.3 millones de pesos irían al rubro de espacios deportivos, recreativos, turísticos y culturales. Montos menores se asignarían calles, parques y jardines (120 millones); infraestructura educativa de investigación (50.9 millones); plazas, parques, jardines y espacios abiertos (29.2 millones); otras obras de urbanización (18 millones); y edificaciones para repartir bienes y servicios, se canalizaría 3 millones de pesos.

Al respecto, la coordinadora del grupo  parlamentario de Morena en el Congreso del Estado, Tere López Hernández  dijo que 14  diputados de las distintas fuerzas políticas votaron en contra de la adquisición de nueva deuda pública para el  estado. “Los diputados que votaron por el endeudamiento cometieron un acto de traición contra la entidad al dejar a Michoacán más endeudado”.

Adelantó que Morena va a interponer un recurso de inconstitucionalidad y fueron siete diputados de Morena que estuvimos presentes en la sesión  los únicos que votamos en contra”. Añadió que esta nueva deuda se empezará a pagar a partir del 2021. “El próximo gobierno estatal no va a tener para operar, porque tendrá que pagar la deuda”, dijo la legisladora local.            

Cabe señalar que la dirigencia estatal de Morena presentará un recurso ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, en la cual se les podría fincar responsabilidades  a los diputados ausentes por haber abandonado la sesión del 31 de diciembre donde se aprobó el refinanciamiento y adquisición de nueva deuda.

El diputado de Morena, Alfredo Ramírez Bedolla, sostuvo que el gobernador del estado podrá negociar la deuda pública a largo plazo que se elevaría a 20 mil 976 millones 480 mil 610 pesos, y si se suman 3 mil 900 millones contratados recientemente a corto plazo, el endeudamiento del estado alcanzaría la cifra histórica de 24 mil 876 millones de pesos.

Añadió que con la reestructura o refinanciamiento de deuda, Silvano Aureoles busca cerrar su último año de gobierno con menos cargas financieras y mayor liquidez, justo en la víspera del proceso electoral del 2021.