Mario Ensástiga Santiago/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de marzo, 2019.- A falta de mayor información actualizada, parto del dato que tenía en 2012, cuando en el territorio michoacano existían cerca de 350 tenencias y unas 3 mil 500 encargaturas del orden y un número importantísimo no determinado de jefaturas de manzana y 17 municipios no tenía tenencias.

A las personas que se eligen para representar al ayuntamiento a través de las jefaturas de tenencia, ecargaturas del orden y jefaturas de manzana, de acuerdo a nuestra Ley Orgánica Municipal (LOM) vigente se les denomina Auxiliares de la Administración Pública Municipal (AAM).

Estas personas que viven en las diversas demarcaciones territoriales en que están divididos los municipios, son quienes de toda la estructura de nuestro sistema político mexicano tienen el mayor contacto cotidiano con la población y sus problemas más específicos, sean materiales o de otra naturaleza; en México por muchos años genéricamente se les ha reconocido como autoridades municipales auxiliares, en cada entidad federativa reciben nombres por demás variados.

Por ejemplos, en Yucatán y Guerrero, se les denomina comisarías municipales; en Veracruz y Oaxaca, agentes municipales; en Puebla, juntas municipales y en Tlaxcala, delegados municipales y en poblaciones de más de mil habitantes, presidencias de comunidad o presidencias municipales auxiliares, este último caso es el único que personalmente conozco del llamado del cuarto orden de gobierno, no olvidemos a los gobiernos municipales y comunitarios de usos y costumbres indígenas, como el Consejo Mayor Comunitario de Cherán, de las tenencias autonómicas presupuestales y políticas en varias tenencias de Michoacán, o las experiencias de los caracoles en Chiapas y los 4 mil 18 gobiernos locales de usos y costumbres de Oaxaca, y los que hay en Guerrero y Puebla, y en otras entidades del país en donde hay poblaciones indígenas.

Los AAM particularmente en nuestra entidad, son un verdadero ejército no siempre valorado y considerado adecuadamente en la elaboración, operación y valoración de las políticas públicas de desarrollo municipal; en razón de esta situación mucho me agrado la invitación que me hicieron llegar a nombre del diputado local Alfredo Ramírez Bedolla para participar en el primer Foro Estatal “el derecho a la consulta ciudadana, a los presupuestos participativos y la participación de las autoridades auxiliares”, el pasado 16 de marzo en la Tenencia de Santa María de Guido del municipio de Morelia.

Esta iniciativa política en mi opinión no pudo ser más oportuna y sugerente para la actual coyuntura política de transición que vive el país en la perspectiva de la llamada cuarta transformación, encaminada a la necesidad de plantear algunas iniciativas y reformas municipales a nuestra constitución estatal y LOM; evento contrastante con la realización del Foro de Consulta para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, celebrado en esta capital el 13 de marzo, actividad que fue más un evento político para el gobierno del estado, que la posibilidad de facilitar y contribuir de manera más profunda de propuestas para la reconstrucción del país desde lo local ante tan desastrosos escenarios que dejaron los gobiernos neoliberales de las últimas décadas.

Grata fue mi sorpresa al enterarme de que los 14 jefaturas de tenencia de Morelia han creado una asociación civil, promovida y encabezada por los jefes de tenencia de Jesús del Monte y Santa María de Guido, que pese a la conclusión de su periodo de tres años y por el retraso de la convocatoria y elección de los nuevos AAM siguen en funciones, cuando haya nuevos y nuevas responsables seguirán siendo parte de la A.C. en calidad honorífica con derecho a voz y sin voto, lo cual me parece muy importante para dar no sólo seguimiento a las propuestas que han venido realizando para el empoderamiento y mayor incidencia en el proceso de desarrollo integrado al municipio de Morelia.

Particularmente fui invitado al foro estatal en cuestión para intercambiar algunos comentarios, experiencias y propuestas en relación al papel y las posibilidades de mayores protagonismos de los auxiliares de la administración municipal de Morelia y del estado para el periodo 2019-2021.

Por las condiciones y escenarios tan cuesta arriba del inicio de la actual administración municipal de Morelia encabezada por el profesor Raúl Morón Orozco, la convocatoria para la elección de los nuevos AAM se ha retrasado sensiblemente, por lo que previsiblemente los procesos plebiscitarios electivos se desarrollarán durante el mes de abril y posiblemente mayo.

Las figuras de las llamadas autoridades auxiliares municipales no se abordan en nuestra Carta Magna,  es el Artículo 124 de nuestra constitución local, que se mencionan de manera muy sucinta en relación que la administración pública, fuera de la cabecera municipal, estará a cargo de jefes de tenencia o encargados del orden, sus facultades y obligaciones serán determinadas por la ley, por cada propietario habrá un suplente y serán nombrados en plebiscito, estos eventos comiciales que hasta el momento no son conforme a un proceso electoral constitucional, es lo que los define como auxiliares y no como autoridades auxiliares de la administración pública municipal, dicho de otra manera, sólo son autoridades quienes son resultado del escrutinio de las urnas conforme a la legislación y normatividad electoral estatal en la materia.

Es en la Ley Orgánica Municipal de Michoacán de Ocampo, en el Capítulo VII donde se aborda lo relativo a las AAM en los artículos del 60 al 65, antes de abordar los reclamos, reflexiones y propuestas de los y las auxiliares de las administraciones municipales de prácticamente 40 municipios de la entidad, quiero destacar que es justo a partir de 1988 que los ejercicios plebiscitarios para elegir las jefaturas de tenencia se constituyeron en un ejercicio político de fuerte disputa poselectoral a la elección de las los ayuntamientos, con frecuencia han generado hasta los tiempos actuales  complicadas tensiones y conflictos de entre los diferentes partidos políticos, que aunque estos no participan formalmente por el grado de interés y disputa territorial  aparecen de manera oculta pero real.

Las elecciones de los AAM en el contexto de los señalado atrae importantes energía y tiempo del equipo de gobierno en acción que por otra parte cancelan la posibilidad de realizar otras actividades importantes de la elaboración y actualización de la normatividad institucional básica como el Bando de Gobierno, la nueva estructura administrativa, los reglamentos de organización y procedimientos etc., y el Plan Municipal de Desarrollo; no han faltado en la elección de los jefes de tenencia y encargaturas del orden, las malas experiencias de golpes y desaguisados entre los habitantes por las nocivas y fraudulentas  prácticas electorales de nuestra maltrecha y deficitaria cultura política democrática. 

En este sentido hay muchas historias por contar que ahora no abordaremos, en la segunda parte de esta colaboración mencionaremos las iniciativas que la organización de los jefes de tenencia de Morelia ha planteado a las actuales autoridades municipales de Morelia, para ser considerados en el reglamento de auxiliares de la administración pública municipal.