José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 21 de enero.-Por oponerse al cierre de una escuela bilingüe de la comunidad  de La Cofradía de Ostula, municipio de Aquila, un hombre y una mujer nahua fueron encadenados  y exhibidos por  estar en contra del cierre de la escuela bilingüe Benito Juárez y por no cumplir con las reglas  de las autoridades comunales, informó hoy  la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), donde un visitador constató la violación de  derechos fundamentales de esa pequeña población de 320 habitantes.

Los hechos ocurrieron el pasado 18 de enero, cuando un matrimonio fue encadenado de un pie y atado a una columna de la escuela bilingüe de la comunidad La Cofradía, localizada a unos  15 kilómetros de la cabecera municipal de Aquila rumbo a Chinicuila,  luego de una desviación y brecha  de unos dos kilómetros, en la parte media de la sierra Occidente.

Agustín Ramírez Zapuién, visitador regional de Ciudad Lázaro Cárdenas acudió a la localidad de la Cofradía en el municipio de Aquila para brindar acompañamiento y los servicios del organismo a los agraviados que se opusieron al cierre de la escuela bilingüe que fue cerrada.

El comunicado de prensa  se explica que el visitador  realizó “diligencias tendientes a tener elementos y determinar responsabilidades de quienes hayan recurrido en presuntas violaciones a derechos humanos por el trato que se diera a padres de familia que se oponían al cierre de la escuela bilingüe y de los cuales dos fueron conducidos a la cárcel comunal.

“Derivado de este primer acercamiento con los pobladores de la comunidad este organismo conoció que el asunto de la mujer y el hombre encadenados, fue un hecho distinto al de la problemática de la escuela. En ese caso se indicó que se trató de un castigo impuesto por las autoridades comunales por desobedecer reglas”.

La CEDH hizo un llamado a las autoridades correspondientes para que se establezcan las acciones necesarias y se evite realizar estas prácticas a todas luces violatorias de derechos humanos, que se restablezca el orden y se garantice el derecho a la seguridad jurídica.

Los  padres de familia inconformes no aceptaron la reubicación de los 25 niños que tomaban clases en la escuela Benito Juárez, donde las autoridades comunales pretenden instalar una telesecundaria.

 El organismo defensor de  derechos humanos hizo un llamado al gobierno de Michoacán y al ayuntamiento de Aquila para que atiendan las necesidades de esta población marginada que tiene carencias de energía eléctrica, agua potable, drenaje y servicios de salud.