Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 27 de marzo, 2021.-Más allá de estadísticas que está dejando la pandemia, los que pueden o medio pueden, están listos para salir a vacacionar esta Semana Santa. No importa dormir a la intemperie en las playas michoacanas, o de perdis un chapuzón en un balneario cercano, pero casi nadie quiere quedarse en casa, a pesar de la amenaza del Covid.

Aunque sea ir al rancho de los parientes, donde muchas veces la sequía está más triste que nunca. Con estos calores hay que buscar, aunque sean un charquito para mojarnos las patrullas. Pero nos urge dejar el encierro, las malas vibras que se acumulan en casa y ese mal recuerdo que han dejado los enfermos y difuntos.  

Nos vale que nos digan que habrá una nueva ola de contagios, después de la de diciembre; no importa pero estamos necios en arreglar la carcacha para salir de esta realidad que nos agobia, y que nos pide un poco de libertad para sentirnos vivos.  

En Michoacán las reservaciones hoteleras para Semana Santa en sitos de mayor atracción turística oscilan entre 38 y 42 por ciento, cuando en enero y febrero, de este año, no rebasaron el 26 por ciento de ocupación, informó la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado.   

Desde que inició la pandemia, 50 de 700 hoteles y moteles de Michoacán han cerrado, y la ocupación promedio en casi un año bajo de 54 a 27 por ciento, en los municipios de Morelia, Pátzcuaro, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, Zamora, entre otros.   

Se espera que miles de personas de las regiones centro y poniente del estado, se trasladen a las playas del Pacífico de Lázaro Cárdenas, Aquila y Coahuayana, donde los escasos hoteles rústicos que hay se ocupen al 100 por ciento, y acampen cientos de familia en más de 220 kilómetros de playa.   

Los lugares más visitados serán Playa Azul, Playa Tortuga, Maruata, Pichilinguillo, Las Brisas, Caleta de Campos, Las Peñas, Faro de Bucerías, San Juan de Alima, Colola, Boca de Apiza, La Ticla, entre otras. Además de balnearios como Huandacareo, Los Azufres y los de región de Tierra Caliente.   

Michoacán recibió hasta 2019 aproximadamente 600 mil visitantes, de los cuales 86 por ciento eran nacionales 8 por ciento estadunidenses y 6 por ciento de otros países. Habrá una disminución de al menos 40 por ciento, pero turismo regional es muy probable que se incremente, a decir de las autoridades del sector turístico.   

Así que hay que buscar los trajes de baño, las toallas, el bronceador y las pantuflas, porque de que hay vacaciones las hay, aunque sea en la azotea, en el patio o ya de perdis viendo la tele para ver agüita aunque sea en la pantalla, y esperar para para el próximo año, sino decide otra cosa el Covid.