Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 7 de febrero, 2020.- Es verdad, tiene razón quien dice que no es suficiente lo que se está haciendo en Michoacán, y otras partes del país, para frenar a la delincuencia. Es cierto, el crimen organizado es cada vez más sanguinario.

En enero de este año fueron asegurados 4 kilos de metanfetaminas y 126 kilos de mariguana en Michoacán, además fueron decomisadas 137 armas de fuego y más de 12 mil cartuchos de diferentes calibres, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado, pero también en el primer mes del año, suman 169 asesinatos,  entre ellos, 17 mujeres.

La cifra de asesinatos en enero que acaba de concluir, es superior a la de 2019, cuando se contabilizaron 141 homicidios dolosos, 12 de ellos de mujeres. Fueron detenidas en los primeros 31 días del año 426 personas involucradas en diferentes delitos.

La SSP informó que en enero decomisaron 76 fusiles y 61 pistolas. Los municipios más violentos siguen siendo Morelia, Uruapan, Zamora y Jacona.

En reunión con mandos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, el gobernador Silvano Aureoles Conejo aseguró que habrá cambios en la estrategia de combate a la delincuencia, y serán permanente los operativos en el municipio de Uruapan, luego de que el pasado 4 de febrero fueron asesinadas nueve personas, entre ellas, cuatro menores de edad.

El mandatario estatal exhortó a los ayuntamientos de la entidad a fortalecer su sistema de seguridad. Dijo que están trabajando, junto con el gobierno federal, para combatir con mayor eficacia a la delincuencia, sobren todo a los grupos que se disputan las plazas de la droga.