Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 12 de diciembre, 2019.- Que si persiste la inseguridad y la crisis económica; que si hay desempleo, que si seguimos en los últimos lugares en educación y todos esos problemas que nos aquejan durante todo el año, estas fechas nos permiten darnos una pausa, pues este día empieza el maratón  Guadalupe-Reyes.

En México se ha vuelto toda una tradición este maratón que empieza el 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe y termina el 6 de enero, día de Reyes, y es un lapso que no tiene que ver solamente con el aspecto religioso sino que es un buen pretexto para las fiestas y todos los excesos que ello conlleva.

Así, prácticamente desde el 11 de diciembre por la noche empiezan las festividades, con las mañanitas a la Virgen, que sirven de pretexto para empezar la fiesta con bebidas, comida y música aunque no sean creyentes.

Le siguen las posadas, del 16 al 24 de diciembre, que en pocos lugares se realizan al estilo antiguo y tradicional de rezar el Rosario, cargar a los peregrinos y pedir posada con velitas y cantos; en realidad, la mayoría son fiestas en los que más que adorar a la Sagrada Familia se hace honor al Dios Bacco (Dios del vino en la mitología griega).

Luego la cena de Noche Buena, en donde también son pocos los que rezan y arrullan al Niño Jesús, sino que son reuniones familiares en las que se come, se bebe y se baila hasta el amanecer, mientras se cuela la llegada de Santa Claus que tampoco tiene que ver con las tradiciones religiosas mexicanas.

Le sigue el 25 con el recalentado y así las fiestas hasta el 31 con la Noche Vieja y esperar la llegada del Año Nuevo, también hasta el día siguiente, incluido el recalentado el cometimiento de prácticamente todos los pecados capitales.

Se supone que el maratón llega a su fin el 6 de enero con la rosca de Reyes, pero muchos se siguen de largo hasta el 2 de febrero, Día de la Candelaria, con los acostumbrados tamales y un motivo más para la fiesta.

Así que a partir de este jueves, a disfrutar del puente Lupe-Reyes, que los problemas de todos modos van a seguir ahí.