Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 12 de enero, 2019.- No todo es tan malo ante la crisis que estamos viviendo por la falta de gasolina, ha disminuido el tráfico vehicular y por ende ha bajado la contaminación ambiental; el ayuntamiento está aprovechando para arreglar los baches, pero lo mejor de todo es que no ha habido marchas en nuestras calles.

Lo malo es que cuando se normalice el abasto de combustible, que esperamos sea muy pronto, todo volverá a la normalidad y volveremos a lo de siempre: las calles abarrotadas de autos, el consecuente incremento de la contaminación y lo más seguro, es que volverán las marchas.

Pero por lo pronto, hay buenas noticias como la que dio a conocer la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) que informó que la emisión de contaminantes ha disminuido en 40 por ciento en Morelia.

De igual forma, se ha visto a los trabajadores del ayuntamiento muy activos arreglando las calles aprovechando el escaso flujo vehicular y a que por fin parece que se terminaron las lluvias; ojalá aguanten para cuando se vuelva a intensificar el tráfico.

Sería de esperarse que esta crisis de la que todos renegamos sirviera para crear conciencia sobre el uso de los automóviles y el cuidado del medio ambiente, a ser más ordenados y tolerantes.

Pero triste será ver que cuando se normalice el abasto de gasolina, muchos vuelvan a usar sus autos hasta para ir a la tienda la de la esquina, que se vuelvan a desbaratar las calles, que el tráfico se torne insoportable, que crezca la contaminación, que haya marchas de protesta y que no aprendamos nada de esta amarga experiencia. Ojalá que no sea así.