Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 25 de marzo, 2021.-El periodo de estiaje en Michoacán, inició con el incremento de incendios forestales comparado con el año anterior cuando sumaban en este mismo periodo 63 incendios forestales, y este año van 188, informó la Comisión Estatal Forestal (Cofom).   

La superficie afectada, al corte del 24 de marzo de 2020 había 275 hectáreas fañadas por el fuego y ahora la cifra alcanza 2 mil 200 hectáreas dañadas La mayor parte de las afectaciones corresponden a pastizales, hierba y arbustos. Los municipios más fañados por el fuego son: Morelia e Hidalgo, el primero con 26 incendios y 452 hectáreas siniestradas y el segundo con 25 incendios y 255 hectáreas colapsadas. Otros municipios donde se concentran mayores daños son Pátzcuaro, Paracho, Uruapan, Zacapu, Erongaricuaro, Quiroga y Chilchota.   

La Secretaría de Medio Ambiente del estado informó que en total hay 100 brigadas para combatir incendios forestales, especialmente hay varios equipos cavando brechas corta fuego en las áreas naturales protegidas de La Crofradía ubicada en Zacapu; Turistarán, cerro El Punhuato, Pico Azul y La Escalera en Morelia; cerro Blanco en Pátzcuaro; La Cruz y La Charanda en Uruapan y Cerro Huecop y La Alberca en Tacámbaro.   

La Cofom advirtió que este año será complicado en cuanto a los daños causados por el fuego en zonas forestales, “respecto al año anterior podría haber hasta mil por ciento más de superficie afectada, 150 por ciento mayor al número de siniestros”.   

En Michoacán hay más de 50 áreas naturales protegidas, pero sobre todo son 10 consideradas como “focos rojos” porque ha habido acciones para cambiar el uso del suelo con fines agrícolas, ganaderos y urbanos. Se estima incluso, que más del 95 por ciento de incendios forestales son provocados.   

En Morelia ha habido mayores conflictos por invasiones a áreas naturales protegidas y la proliferación de incendios forestales provocados como el parque del Río Chiquito, la loma de Santa María, el Ejido Coapa, San Miguel del Monte, Ejido San Rafael Coapa, el Cerro Punhuato, San Rafael Coapa, el ejido La Maiza, La joya de Buena Vista, entre otros.   

Además de los brigadistas de la Cofom, los ayuntamientos, propietarios del bosque, ejidatarios y comuneros, se sumarán a las tareas de prevención y combate al fuego para tratar de minimizar los daños, aunque son los poseedores de recursos forestales quienes en la mayor de las veces tiene la intención de cambiar el uso del suelo, sobre todo para la siembra de aguacate.