Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 11 de septiembre.- El índice de homicidios ha crecido en Michoacán y en varias partes del país. Según las estadísticas,  la delincuencia organizada no ha dejado de crecer desde 2007. Es decir, a la fecha ni Calderón, ni Peña Nieto, ni tampoco López Obrador han logrado revertir esa tendencia.

En el caso de Michoacán, además del ascenso en cuanto al número de homicidios, los homicidios sanguinarios y hechos escandalosos como el de Tepalcatepec lo colocan en el ojo del huracán, y en este último caso mucho han tenido que ver los medios de comunicación, porque todo parece indicar que los hechos no ocurrieron propiamente en Tepalcatepec sino en Jalisco. Pero al que mata un perro…

Hay grupos civiles  en Michoacán que amenazan con volver a tomar las armas porque no resisten más la incursión de grupos delictivos.

Autoridades comunales purépechas de Cherato, 18 de Marzo, Cheratillo, Orúscato, San Benito, San Antonio, San Isidro, municipio de Los Reyes, acordaron volver a organizar grupos de autodefensa por  el elevado índice delictivo en esa región que también ha sido afectada, sobre todo para quienes cultivan aguacate. En tanto, integrantes del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM)  clausuraron simbólicamente las oficinas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), porque en los últimos cuatro años se ha reducido su presupuesto en 60 por ciento.

El vocero de  del CSIM, Pavel Guzmán informó que esta mañana cerraron por algunas horas las oficinas del INPI de Cherán, Sevina y Morelia, también para denunciar la corrupción que prevalece en esa dependencia estatal, debido a que el responsable de atender los asuntos indígenas, Celerino Felipe Cruz, cobra en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y como funcionario estatal.

Guzmán aseguró que los diversos foros indígenas organizados por el INPI, son actos simulados, engañosos, parciales y una burla para las comunidades originarias, porque violan el derecho a la consulta libre, previa, informada, culturalmente adecuada y vinculatoria.  

Por su parte, los dirigentes indígenas  de la sierra indígena de Los Reyes afirmaron que están a punto de perder los envíos de aguacate a Estados Unidos por la inseguridad, que les impide trabajar.

Dijeron que tal y como lo hicieron en 2012, están listos para integrar las rondas comunitarias para defenderse de los criminales, por lo que hicieron un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a que implementen una estrategia de seguridad verdadera y no simulada.