Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de abril, 2019.- En la Ley de Austeridad Republicana que se analiza en la Cámara de Diputados, se incluye la medida de ampliar las jornadas de trabajo para los servidores públicos, y que se trabaje de lunes a sábado; de hecho, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que de ser necesario se laborará incluso los domingos.

Este tema ha causado diversas opiniones, como la del coordinador de los senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera, quien consideró que lo que llamó “horas-silla”, no garantiza mejoras en la productividad del servicio público.

De hecho, comentó que cuando fungió como jefe de gobierno de la Ciudad de México, impulsó la medida de que los burócratas no asistieran a sus centros de trabajo los viernes, con el fin de que pudieran convivir con sus familias, y se alentó el trabajo en casa.

Contrario a esta ley, legisladores del Partido Verde Ecologista han presentado una iniciativa para promover el homewok o trabajo en casa, al tener en cuenta que en la Ciudad de México, los trabajadores invierten más de tres horas y media en los traslados a sus lugares de trabajo.

En caso de que se apruebe en esos términos la Ley de Austeridad, con toda seguridad causará molestia entre muchos de los servidores públicos que están acostumbrados a la semana inglesa para descansar los fines de semana.

El tema es que, tal vez en efecto todos los pendientes que existen en la administración pública requieran que se incrementen las jornadas de trabajo, pero si en la actualidad muchos burócratas hacen sus labores de mala gana, imagínense el humor que tendrán si los obligan a ampliar sus días de trabajo.