Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 21 de mayo, 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador va ahora contra los huachicoleros de cuello blanco, al firmar un decreto mediante el que se deja sin efecto las condonaciones de impuestos a los grandes contribuyentes. Habrá que esperar las reacciones que seguramente serán virulentas.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, el mandatario señaló que durante los últimos dos sexenios se condonaron a grandes contribuyentes más de 400 mil millones de pesos, es decir que ese dinero no ingresó a las arcas federales.

Siempre se ha hablado de que  debe existir equidad en el pago de contribuciones al fisco y que quienes más perciben son los deben pagar más, pero ha sido de todos conocido que algunas de las grandes empresas reciben beneficios mientras que el grueso de los contribuyentes que no tienen altas cantidades de ingresos, son quienes más han sido presionados por la autoridad fiscal.

De cumplirse cabalmente el decreto firmado por el Presidente, se estaría avanzando hacia esa equidad de la que se siempre se ha hablado; el asunto ahora será ver las reacciones de quienes pudieran verse afectados.

El argumento que se ha dado es que no se trata de favores, sino de estímulos, en aras de que las empresas decidan invertir en México, crear empleos y progreso, así que no sería de extrañarse que algunos consorcios amenacen con retirar sus inversiones en nuestro país, al no contar con los llamados paraísos fiscales.

Con esta medida, no faltará quien diga que se pone en riesgo la economía del país al quitar estímulos fiscales a los inversionistas importantes pero, como todas las estrategias que implementa un gobierno en sus inicios, habrá que esperar cuáles serán las consecuencias negativas o, mejor aún, positivas.