Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 31 de octubre, 2019.-El presidente reiteró esta mañana, en la conferencia de prensa mañanera, que la corrupción ha sido lo que más ha dañado al país, y lo que ha generado desigualdad social, rezago económico y violencia.

Dijo que han sido los gobiernos neoliberales los que más permitieron el crecimiento de grupo delictivos, porque funcionarios de los tres órdenes de gobierno se coludieron con el crimen organizado, de ahí que el problema  se complicó por completo.

Incluso hubo  un debate con algunos reporteros, sobre el caso Culiacán, que por cierto ha generado una infinidad de críticas al gobierno obradorista. Comentó que algunos medios se le han ido con todo, incluso “los independientes”.

También se refirió a Carlos Loret de Mola, quien  afirmó  en una de sus columnas que López Obrador había recibido dinero del narco por dejar libre al hijo del Chapo Guzmán. Definitivamente el punto de vista del comunicador nos es fácil de creer e imposible de probar.

Pero al periodista se la han perdonado, porque todo parece indicar que hay pruebas de las cantidades de dinero recibidas, por lo menos en la administración de Enrique Peña Nieto. Y qué decir de las gasolineras que posee y de todo ese enriquecimiento inexplicable. Pero finalmente hace uso de la libertad de expresión, aunque los señalamientos ahí están.

El presidente Obrador se está echando demasiados enemigos, muchos de ellos son parte de los medios informativos. Debiera ser más cuidadoso porque a final de cuentas, la mayoría de ellos, los periodistas, tienen intereses muy particulares y cercanos a lo que Obrador llama conservadores.

Definitivamente el manejo de la información cambió totalmente, antes y después del gobierno obradorista. Antes se ocultó todo; la figura presidencial era intocable y prácticamente inalcanzable para casi la totalidad de periodistas. Ahora es sencillo de abordarlo y cuestionarlo en todos los temas.

Es recomendable ser más prudente, porque a muchos periodistas les fueron vulnerados sus intereses. Hasta el momento, la conferencia mañanera le ha servido mucho defenderse de ataques de la prensa. Obrador tiene la ventaja que la gente que votó por él le sigue teniendo confianza, pero la economía tiene que crecer y deben haber resultados en materia de seguridad. Solo así los ataques no tendrán ningún efecto, porque hay que admitirlo, Obrador ha sacado a la luz pública tanta porquería que hubo en los llamados gobiernos neoliberales, y que  es obvio que no pocos están desesperados por retornar al poder.