José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 26 de julio.- El candidato a la presidencia  del Comité Ejecutivo Nacional  del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como Alito reiteró que no es el candidato oficial, luego de rechazar que el presidente Andrés Manuel López Obrador tenga injerencia para que él gane la dirigencia nacional del  partido tricolor.

 Dijo que pretende acabar con el silencio de un partido que no levanta la voz como oposición. “Hay una dirigencia muda que no critica”, dijo en su visita a la capital michoacana donde se reunión con simpatizantes priistas en el salón Cantabria.

El gobernador con licencia, mejor conocido como Alito reiteró que no es el candidato oficial, luego de rechazar que el presidente Andrés Manuel López Obrador tenga injerencia para que él gane la dirigencia nacional del  partido tricolor.

Acompañado de su compañera de fórmula, Carolina Viggiano Austria, afirmó que ellos representan la base priista en el país, y de ganar la dirigencia del PRI  trabajarán para que el PRI sea un partido político combativo, de propuestas, que brinde confianza a la ciudadanía, “ante un gobierno federal que ha perdido la brújula, un gobierno de ocurrencias”.

En torno a los comicios intermedios de 2021, Moreno Cárdenas, manifestó que  es sin duda un enorme reto, sin embargo, primero tendrán los priistas que fortalecerse a su interior, después competir y ganar las elecciones del 2020 en los estados de Hidalgo Coahuila. “El tricolor deberá unirse, ser más abierto en sus procesos internos, y tomar fuerza desde la militancia para poder competir con calidad y ganar elecciones”.

Por su parte, la  candidata al mismo cargo partidista, Ivonne Ortega Pacheco se pronunció a favor de un partido sin excesos ni compadrazgos, que reconozca a sus líderes territoriales, en conferencia de prensa celebrada en el hotel Diana del Bosque de la ciudad de Morelia.

Acompañada por el aspirante a la Secretaría General del PRI, José Encarnación Alfaro Cázares, la ex gobernadora de Yucatán reconoció que tras haber recorrido los municipios de Hidalgo y Zitácuaro,  ha encontrado una militancia molesta y utilizada, no solo de Michoacán, por lo que es necesario regresar al asambleísmo.

Sostuvo que la fórmula encabezada por Alejandro Moreno responde solo al interés de una cúpula, cuya candidatura traicionó la confianza de los campechanos al no concluir su periodo como gobernador.

En tanto, la aspirante a la presidencia del partido tricolor, Lorena Piñón Rivera, comentó que a 16 días de que se lleve a cabo la elección para designar a quien habrá de dirigir los destinos del PRI, confía en la mayoría de la militancia porque sabe bien que están en desacuerdo con lo que hicieron algunos de sus líderes, por lo que de ganar la elección hará una purga para expulsar a todos aquellos que se quieren aprovechar del partido, y a los que hicieron del PRI un botín para beneficio propio y de los suyos.

Acompañada de Daniel Sandos, su compañero de fórmula, la candidata enfatizó que será la base la que determine al futuro del PRI, pero consideró que se requiere cambio de nombre, estatutos y su refundación.