José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 2 de julio, 2021.-Los pobladores de Aguililla están molestos con las autoridades gubernamentales, tanto del estado como de la federación, debido a que no han sido rescatados de la amenaza que representa el crimen organizado. Muchas familias se han desplazado; hay negocios en quiebra, desempleo, pero sobre todo irritación porque les han impedido el paso en su única salida pavimentada a Apatzingán; no cuentan con una gasolinera y ha habido escasez de víveres.

A pesar de que se trata de un pueblo próspero porque cuentan con recursos ganaderos y agrícolas que les permitía vivir bien a la mayoría, ahora se sienten atrapados luego de que dos bandas del crimen organizado se disputan el territorio. El coraje es que no ha habido respuesta contundente.

La noche de este jueves, le gente de Aguililla agredió la base militar que se encuentra en esa demarcación, a decir de los habitantes que protestan desde hace una semana por no contar con energía eléctrica, debido a que la delincuencia organizada la ha cortado intermitentemente.

A decir del párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, Gilberto Vergara, la energía eléctrica fue reconectada este 1 de julio en la tarde, sin embargo, por la noche la gente de Aguililla lazó bombas molotov al cuartel, mientras los militares lanzaron gases lacrimógenos. “Dicen que se escucharon algunos balazos, pero no hubo lesionados”.

La protesta fue por la inseguridad y porque las autoridades federales y de Michoacán no han garantizado la seguridad, porque desde hace meses esa región se ha convertido en campo de batalla entre dos grupos delictivos, uno de Jalisco y otro de la entidad.

El padre Gilberto dijo que es urgente que el presidente Andrés Manuel López Obrador visite Aguililla, tal y como lo prometió, “porque este pueblo y las localidades vecinas han vivido en zozobra; las zanjas que abrían los criminales en las carreteras impedían sacar a los enfermos; los que trabajan en Apatzingán perdieron días por no poder llegar a sus centros de trabajo;

Autoridades gubernamentales informaron que no hay reportes del presupuesto enfrentamiento, aunque reconocieron que ha habido manifestaciones en Aguililla por el corte de luz, la zanjas que abrieron los delincuentes en la carretera que comunica con Apatzingán, el desplazamiento de familias y la crisis económica que hay en esa región tanto por la pandemia como por la guerra entre grupos delictivos. (Con información de La Jornada)