Mario Ensástiga Santiago/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 14 de enero, 2019.- Finalmente, el gobierno de Silvano Aureoles Conejo decidió desmantelar el Centro Estatal para el Desarrollo Municipal, más conocido como el Cedemun, el argumento es la apremiante necesidad de reducir el gasto del presupuesto del estado, la noticia en realidad no me tomó por sorpresa ya que desde hace algunos meses sabía que existía esa posibilidad.

Lo que sí me sorprende y llama poderosamente la atención, es el hecho de no ser una noticia de relevancia por las implicaciones que tiene no sólo en la aportación a la austeridad del gobierno del estado, sino fundamentalmente por la cancelación definitiva de la recuperación institucional y fortalecimiento político de los gobiernos municipales de Michoacán en los próximos tres años que le restan al gobierno silvanista.

Ningún presidente municipal, diputado, servidor público, académico o dirigente partidario, ha  alzado la voz para comentar tan lamentable desaparición institucional para convertirse en una modesta dirección de la Secretaria de Gobierno para la atención a los gobiernos municipales, secretaria a la que ha estado adscrita el Cedemun los últimos años desde que desapareció la Secretaría de Planeación (Seplade), seguramente tal hecho se debe principalmente a que durante los años recientes se fue debilitando al grado de no ser ya de utilidad para los gobiernos municipales en la capacitación, asesoría y apoyo a las gestiones que hacen los munícipes ante el gobierno del estado, la federación y la cooperación internacional.

El Cedemun nunca fue la dependencia del gobierno del estado que debió haber sido de atención integral como “ventanilla única”, ello obligaba a las autoridades municipales andar de secretaria en secretaria para conseguir los apoyos estatales, como consecuencia de un verdadero interés, visión y estrategia de fomentar el desarrollo municipal; si en algún momento así sucedió en algún, seguramente fue en el tiempo de la Coordinación de Apoyo Municipal en la década de los 80.

Si bien es cierto que el Cedemun en realidad nunca fue una institución fuerte y de primer nivel, sin duda tuvo momentos importantes de apoyo a los municipios, el gobierno de Silvano Aureoles Conejo no se ha destacado por ser promotor real del desarrollo municipal a pesar de haber sido presidente municipal de Zitácuaro y el compromiso de campaña de impulsar una fuerte política municipalista.

La cancelación del Cedemun constituye en la política pública de desarrollo local en Michoacán, un verdadero retroceso de prácticamente cuatro décadas, cuando el gobierno del estado en la década de los 70 atendía a los gobiernos municipales a través de una dirección de la Secretaría de Gobierno, como ahora lo será del 2019 al 20121.

Pero echemos una mirada retrospectiva a los antecedentes del Cedemun, es durante la década de los años 70, cuando en Michoacán se empezó a hablar de la importancia de la planeación del desarrollo de los municipios, así es que en la administración estatal del gobernador Carlos Torres Manzo (1974-1980) se da atención a los municipios a través de la Secretaría de Gobierno en lo relativo a la realización de obra pública de la infraestructura social.

En el gobierno del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas (1980-1986) con el impulso del Sistema Nacional de Planeación Democrática por el gobierno federal de Miguel de la Madrid, se creó en Michoacán nuestra la Coordinación de Apoyo Municipal (CAM), dependencia desconcentrada del gobierno del estado y dependiente de la Secretaría de Gobierno, para la elaboración de los planes y programas de apoyo a los municipios, en coordinación con el recientemente creado Comité de Planeación para el Desarrollo de Michoacán (COPLADE).; posteriormente se aprobó el Centro Estatal de Estudios Municipales (CEEM), organismo administrativo dependiente de la Coordinación de Apoyo Municipal, encargado de la reforma municipal y la realización de estudios, investigaciones, análisis y proyectos para el fortalecimiento municipal.

En el gobierno de Víctor Manuel Tinoco Rubí (1986-2002), que empiezan a promover nuevas y trascendentes políticas públicas hacia los municipios a través de la secretaría de gobierno, desaparece la Coordinación de Apoyo Municipal y se crea el Centro Estatal de Desarrollo Municipal.

De 2002-2012 de los gobiernos estatales perredistas, seis años de Lázaro Cárdenas Batel y cuatro de Leonel Godoy Rangel, el Cedemun tuvo una importante y destacada actividad de impulso de diversos proyectos y programas para la modernización administrativa y la profesionalización del servicio público municipal, proyectos concertados con el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) e incluso con la cooperación internacional con el programa de URB-AL III de la Comisión Europea con sede en Bélgica, que fue un importante proyecto en inter-municipalidades de Europa y América Latina que el gobierno del estado jefaturó de 2009 al 2011, el proyecto terminó en el 2012 con el gobierno de Fausto Vallejo

Al mismo tiempo en esta década se incrementó la presencia de la delincuencia organizada, expresado en el acoso e infiltración a las administraciones municipales, los granadazos del 15 de septiembre de 2008 y el michoacanazo de mayo de 2009, aunado a las fuertes diferencias del gobierno estatal Leonel Godoy con el gobierno federal de Felipe Calderón, se inició claramente el periodo de debilitamiento institucional y político de los municipios, situación que hasta la fecha persiste.

De 2012 al 2015 estuvieron tres gobernadores al frente del estado, Fausto Vallejo, Jesús Reyna y Salvador Jara Guerrero, años en lo que desapareció notablemente la política municipal del gobierno del estado, fue un periodo de franca crisis de gobernabilidad, de deterioro y pérdida de presencia del Cedemun y la cancelación del desarrollo de los municipios.

Con la llegada de Silvano Aureoles Conejo al gobierno del estado, la política municipal para el real fortalecimiento de los municipios ha estado prácticamente ausente, la situación de los municipios no es muy diferente al de las últimas décadas, de crisis económica, política y humanitaria, los municipios solo han estado en la mente del actual gobierno de Michoacán en relación al tema del mando único.

Hasta el momento la situación es incierta en relación a saber cuáles serán las nuevas políticas públicas hacia los municipios por el nuevo gobierno federal de AMLO en el marco de la tan multicitada cuarta transformación; como sea, lo cierto es que con pena le digo adiós a tan querida institución, el Cedemun ocupo diez años de mi vida municipalista,… ¡descanse en paz!