Morelia, Mich., 8 de noviembre de 2020.- El pasado 6 de noviembre, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el acuerdo en el que resuelve garantizar la paridad de género para las candidaturas en los 15 estados donde se renovarán las gubernaturas en 2021, lo cual representa una victoria sin precedentes, afirmó la activista y militante de Morena, Selene Vázquez Alatorre.

En conferencia de prensa, la exdiputada recordó que el pasado 7 de agosto presentó, junto con las organizaciones “Equilibra, Centro para la Justicia Constitucional” y “Litiga, Organización de Litigio Estratégico de Derechos Humanos”, una solicitud al INE para la emisión de criterios sobre garantizar el principio paridad entre los géneros, en la postulación de las candidaturas a las gubernaturas a elegir en los procesos electorales locales 2020-2021.

El acuerdo  del INE establece que los partidos políticos deben postular mujeres en al menos siete de los 15 estados donde habrá elecciones el próximo año, atendiendo a lo establecido en la Constitución Política a partir de la reforma político electoral de 2014 y la reforma al artículo 41 constitucional de 2019,  conocida como “paridad total”, misma que garantiza la paridad de género en todos los cargos de elección popular.

Vázquez Alatorre afirmó que esta determinación de la autoridad electoral es una victoria sin precedentes en la lucha por garantizar la participación de la mujer en los máximos cargos de decisión política del país.

Recordó que, como lo señalaron algunas consejeras del INE, 25 estados nunca han sido gobernados por una mujer, entre ellos Michoacán, por lo que este acuerdo es un hecho histórico y un avance muy importante en el camino de la igualdad entre hombres y mujeres.

En ese sentido señaló que según algunos sondeos, casi la mitad de los encuestados prefieren que Michoacán sea gobernado por una mujer.

Selene Vázquez agregó que lleva más de un año como la mujer mejor posicionada para la candidatura al gobierno del estado por Morena; no obstante “este triunfo no es para mí, pero sé que he afectado tantos intereses que pueden pasarme la factura a mí y decidir que yo no sea la candidata, pero aun así me siento muy satisfecha porque es un triunfo para todas las mujeres”.

Insistió en que “es un momento para que los compañeros varones que aspiran a la gubernatura empiecen a vernos con respeto, a dirigirse a nosotras como las políticas que somos y que sabemos hablar, dialogar y negociar, estamos aquí de frente para decir que es tiempo de dejar la soberbia, la arrogancia y hablar y ponernos de acuerdo”.