Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 8 de agosto, 2019.- El tema del aborto siempre resulta controvertido; sin embargo, lo que hoy es una realidad es que los hospitales públicos en México están obligados a practicar el aborto a las víctimas de violación que lo soliciten.

Así lo expresó el  presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldivar, quien explicó que luego de la aprobación de la Norma Oficial Mexicana que despenaliza la interrupción del embarazo por violación, las mujeres sólo deberán presentar una carta, en la que denuncien el acto y soliciten el aborto.

Es decir que para realizar la interrupción del embarazo, la solicitante únicamente deberá presentar un escrito en el que denuncie, bajo protesta de decir verdad, el delito del que fue víctima, y el personal de las instituciones de salud pública estará obligado a atender su petición.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, el magistrado apuntó que  basta con la palabra de la afectada para darle atención, porque lo que se busca es proteger a las víctimas.

Agregó que las instituciones deben tener un alto número de médicos y enfermeras dispuestos a realizar el procedimiento, ya que pueden presentar una objeción de conciencia para no hacerlo. “Lo que dice la norma es que los médicos y las enfermeras pueden ejercer objeción de conciencia; sin embargo, las instituciones deben tener un número suficiente de médicos que no tengan esas creencias y hacer la operación, sino sería bien fácil decir que todos tienen esa creencia y no realizar el aborto”.

Seguramente habrá voces a favor y en contra como sucede siempre que se toca el tema del aborto, pero el poder interrumpir el embarazo cuando éste haya sido producto de una violación, es un derecho que es ya una realidad para las mujeres.