José K/Noticias y Debate

CDMX, 23 de enero, 2019.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador informó que se atenderán los rezagos sociales en 91 municipios por  donde pasan los ductos de Pemex, con el fin de que la gente no se vea obligada, por la pobreza o necesidad, a  participar en la extracción ilícita de gasolina.

“Ya hemos hablado de que todo esto se fue originando por el abandono al pueblo y por la corrupción, porque hubo gobiernos que  se dedicaron a robar, a saquear, y le dieron la espalda al pueblo de México, sobre todo a los más desprotegidos, a los más pobres”, subrayó.

Anunció la ejecución de programas sociales como apoyo a discapacitados, jóvenes, créditos familiares, adultos mayores y productores agrícolas, a favor de un millón 688 mil 447 personas  con una inversión de tres mil 857 millones. Es una primera etapa. “Y no es para mediano plazo o largo plazo mucho menos, ya comenzó esta acción. Y esta primera etapa va a estar iniciada, consolidada, en febrero, a finales de febrero”

En la conferencia de prensa de esta mañana, Obrador habló del despilfarro habrá con el nuevo gobierno:Ayer todavía hablaba yo con un director de un área de Pemex, ni siquiera con el director general, sino con un área de Pemex.

“Me contaban que cuando llega a su oficina tenía nueve teléfonos, nueve; desde luego, en el baño tenía teléfono, en todos lados. Una cosa increíble el derroche, los gastos superfluos. Ahí se iba todo el presupuesto, estoy poniendo un ejemplo.

“Me platicó también un subdirector en Hacienda que le estaba interrogando para ver quiénes le ayudaban, estaban ahí, empieza a preguntar: ¿Y tú en qué trabajas o qué haces? Yo soy el que le llevaba la agenda al subdirector. Así. Entonces, todo el dinero del presupuesto o una gran cantidad se quedaba en el mismo gobierno, el gobierno ensimismado y le llegaba muy poco a la gente.

“Ahora es ahorrar en el gobierno para que haya más dinero para la gente. Por eso no hay problema de que nos falte presupuesto, ni tenemos que endeudar al país, ni tenemos que aumentar impuestos, ni va a haber gasolinazos. No hace falta.

“Imagínense la presidencia con 200 camionetas, la mitad blindadas. Ya van a ver, ahora que se va a poner el tianguis, porque las vamos a vender todas; carros de lujo blindados. Algo vamos a sacar, también, repito, cuando se vendan todos los aviones. Eso se termina y eso nos va a permitir que haya presupuesto para la gente”.

En torno a las causas del robo de combustible, el Presidente dijo que lo ocurrido en Hidalgo tiene que ver con lo que sucede en otras partes. “Por alguna circunstancia siempre por la pobreza, si se hace un análisis sobre dónde se arraiga más la práctica del robo de combustible, es en las comunidades más pobres. Eso está probadísimo, donde hay más necesidad, donde hay más problemas sociales de desintegración de las familias, de abandono de los jóvenes, ahí está.

“Sobre lo que ganan, les pagan muy poco. Un joven que es ocupado, como se dice, de informante o halcón recibe tres, cuatro, cinco mil pesos cuando mucho; o sea, el negocio lo tienen arriba. Es mucho el riesgo, es que hay mucha necesidad y mucha pobreza en el país. Ayer hablaba yo, son 60  millones de mexicanos, jóvenes, 16 millones de jóvenes en la pobreza; o sea, se fue creando una gran reserva de jóvenes para alimentar estas prácticas antisociales.

“Y se atendió o se simuló que se iba a atender el problema con medidas coercitivas, que tampoco ¿eh?, porque no se cuidó a la gente, no se creó un buen sistema de seguridad pública tampoco. Pero todo eran operativos para andar persiguiendo delincuentes en la parte de la seguridad, pero las causas se desatendieron por completo.

“Entonces, crece la pobreza, no hay opciones, no hay alternativa, mal ejemplo del gobierno. ‘El que no transa no avanza’. ‘Si roba el de arriba, ¿por qué no voy yo a hacer lo mismo?’ Fue todo lo que creó esta situación. Entonces yo sí estoy convencido que con estos planes vamos. Me preguntaban, ¿en cuánto tiempo? En muy poco tiempo.

“Además, porque la gente es buena, buena, buena. Tenemos un pueblo noble, un pueblo honesto. Es que estos gobernantes han sido muy malos, muy malos; o sea, no merecemos vivir así. Hay muchas riquezas naturales, un pueblo bueno. Pero un mal gobierno, eso es lo que se ha padecido durante mucho tiempo.

“Esto que les decía yo, imagínense un servidor público de tercer, cuarto nivel que tiene en su oficina nueve teléfonos; o el que se sube a un carro y lleva no sé cuántos cuidadores, esa actitud; o el que gana 600 mil pesos mensuales.

“Entonces, dónde está la sensibilidad, dónde está la vocación de servicio. No hay nada. Es la búsqueda de lo material, es el individualismo; no hay principios, no hay ideales, no hay amor al prójimo.

“Entonces, todo esto tiene que ir cambiando, o sea, se deterioró por completo, no sólo fue la crisis económica, sino también la crisis de bienestar social y la crisis por pérdida de valores. Eso es lo que vamos a enfrentar”.