Morelia, Mich., 15 de junio de 2020.- ¿Habrá alguien a quien le guste hacer más el ridículo que a Marko Cortés? Cuestionó la activista Selene Vázquez Alatorre, al referirse al más reciente episodio del dirigente nacional del PAN al llevar una carta a las oficinas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México en contra del doctor Hugo López Gattel, documento que fue absolutamente ignorado por el organismo internacional.

Por otra parte, ante esta crisis por la pandemia del Covid, la exlegisladora cuestionó a algunos gobiernos estatales, entre ellos el de Michoacán, que buscan confrontar al Presidente Andrés Manuel López Obrador confundiendo a la población.

Sobre el primer tema, Selene Vázquez se preguntó si habrá algo que quiera hacer Marko Cortés por su país, además del ridículo, en un afán de atacar al gobierno federal.

Recordó que el panista fue exhibido pidiendo “hacer un desmadre” en el Senado para sabotear el gobierno federal; también hizo el ridículo  cuando se quiso montar en el movimiento de las mujeres que era legítimo, y, una vez más, cuando fue a llevar una carta a la OEA diciendo que tenía la sospecha de que  López Obrador quería reelegirse, a pesar de que el Presidente ha dicho hasta el cansancio que no pretende hacerlo.

No satisfecho con eso, Marko Cortés y  Mariana Gómez del Campo llevaron una carta a las oficinas en México de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para pedir que le retiren la invitación -que es honoraria- al doctor Hugo López Gattel para ser parte del grupo de expertos del mundo en materia de salud. Documento que fue ignorado.

“¿Habría alguien a quien le guste hacer más el ridículo que a Marco Cortés? ¿Para eso está el PAN? ¿Quién le ayudará, quién lo asesorará? Me parece que en diciembre cuando sus colegas panistas pedían su renuncia  por sus payasadas creo que tenían razón”.

En otro tema, Vázquez Alatorre se refirió a los gobernadores, entre ellos el de Michoacán, Silvano Aureoles, que están buscando contraponerse al gobierno federal, confundiendo a los ciudadanos.

Como ejemplo, mencionó que la Nueva Normalidad es un tema que no se acuñó para México, sinos para todo el mundo, y se refiere a la manera en que  la OMS mide la forma como se está llevando a cabo la respuesta ciudadana y de las autoridades sobre el Covid.

Sin embargo, apuntó, en México ha surgido una polaridad absurda entre algunos gobiernos estatales que son oposición al Presidente y le cambian de nombre, le ponen en vez de Nueva Normalidad, Nueva Convivencia, y en vez de semáforo que es una forma de medir los lugares que tienen mayores riesgos le ponen banderas de colores.

Es una manera ridícula, dijo, de querer confrontar al Presidente, incluso alterando la información sobre los contagios.