José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 19 de junio, 2019.-En la localidad de Ichaqueo, municipio de Morelia, fueron desmanteladas cinco hectáreas de aguacate ilegal, así como dos ollas de agua que almacenaban 420 mil litros de agua, en un operativo realizado por  autoridades ambientales de Morelia.

Fueron destruidas 2 mil 750 plantas de aguacate, y se interpuso una denuncia de parte de la Comisión de Delitos contra el Medio Ambiente, ante la Fiscalía General del Estado (FGE), a fin de que la instancia dé seguimiento al caso y se sancione a quienes resulten responsables, informó la dirección de medio ambiente del ayuntamiento capitalino.

En poco más de tres años,  el gobierno del estado y el municipio de Morelia, apenas han logrado desmantelar menos de 2 mil hectáreas de aguacate sembrado ilegalmente, no obstantes fue hasta 1990 cuando se otorgaron los últimos permisos para cambio de uso de suelo, y sumaba entonces  un total de 90 mil hectáreas de aguacate, informó la Asociación Nacional de Autoridades Estatales Ambientales (ANAAE).

Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) dijo que actualmente se cultiva aguacate en Michoacán en 22 municipios en una superficie superior a las 165 mil hectáreas. La llamada fiebre del “oro verde” ha llevado a productores agrícolas de Jarahuaro, municipio de Zinapécuaro, donde tradicionalmente se siembre pera, durazno y otras frutas, a sustituir  estos árboles por plantas de aguacate, aunque ignora que  este fruto no se da arriba de los 2 mil 500 metros de altura.

En Michoacán hay unos 50 mil productores de aguacate, los más pequeños tienen entre tres y 10 hectáreas; pero los grandes productores poseen entre 300 y mil hectáreas. El titular de la Semaccdet dijo que son solo 150 productores de aguacate lo que están a favor de la protección de los bosques, porque las grandes asociaciones de aguacateros como Apeam y Aproam están en contra.

De tres millones de hectáreas forestales que había en Michoacán hace 30 años, en la actualidad sólo quedan un millón 182 mil; es decir, se ha perdido 68 por ciento de la superficie de bosques, aseguró el presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Maderera, Roberto Molina Garduño.

“Lo más graves es que en los últimos 30 años se han destruidos el 50 por ciento de los tres millones de hectáreas forestales, buena parte de bosques, dijo, por su parte, Ricardo Luna. En los últimos cuatro años se han cometido los peores atentados contra el medio ambiente y ha sido en las regiones de Morelia, Zirahuén, Oriente, Pátzcuaro, Uruapan, Villa Madero, Tacámbaro, Los Reyes, entre otras.